La Copa del Mundo es, sin duda, la oportunidad perfecta para que cada jugador que desfila en la justa ponga en la cima el nombre de su país, sin embargo, para la estrella de la selección de Corea del Sur, Son Heung-Min representó un motivo con mayor peso, ya que si conseguía una participación destacada en Rusia 2018 podría evitar problemas con la hjusticia de su país. Y es que en Corea, todos los ciudadanos mayores de 28 años deben de haber realizado el servicio militar, lo que significa un problema para el atacante del Tottenham, ya que sólo tendría tres años para cumplir con el requisito con duración de 21 meses y se vería obligado a interrumpir su carrera futbolística para evitar ir a la cárcel, según información del diario The Sun. Sin embargo, aún existe la posibilidad de que el atacante sea eximido de su obligación si consigue una sobresaliente actuación en la Copa Asiática de Naciones 2019, ya que en el reglamento está estipulado que cualquier deportista que represente con dignidad a su país, no deberá realizar el servicio militar. Por esta razón, quien vive su mejor etapa como futbolista y que suma 12 goles con los Spurs, buscaría dejar todo en el terreno de juego durante la próxima competición que le espera con los ‘Tigres de Asia’ para continuar con su carrera en el balompié.

Rusia 22 de junio 2018.- Cayó, se levantó y ganó. Toni Kroos protagonizó la agónica victoria de Alemania frente a

Leer más