Crisis en Venezuela tema central de la OEA

Mundo a 20 de junio 2017.-El llamado a Venezuela a resolver la crisis interna, liberar a los presos políticos y terminar con la violencia persistió durante la reunión de Jefes de Delegación en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Por segundo día consecutivo, y aunque el tema a abordar era Desarrollo Integral y Prosperidad en el Hemisferio, los cancilleres, reunidos en Cancún, Quintana Roo, se pronunciaron porque en Venezuela haya paz y respeto a los derechos humanos.

A los reiterados pronunciamientos en contra de la política implementada por el presidente Nicolás Maduro, la canciller venezolana, Delcy Rodríguez (quien enfatizó la salida de su país como miembro de la OEA) exigió respeto a las decisiones internas.

Explicó que en Venezuela no hay crisis humanitaria, sino que hay “violentos que cometieron crímenes graves por los cuales los persigue la justicia” y aseguró que en Venezuela existen mejores condiciones de vida que, por ejemplo, en Honduras.

A cada intervención de los que llamó “camada de perritos simpáticos” Rodríguez replicó y reclamó que el asunto de esa reunión se haya desviado hacia un tema que la víspera había quedado concluido.

A Canadá pidió detener el apoyo financiero a los opositores al gobierno de Nicolás Maduro.

Les recordó a los presentes que su país de ninguna manera acatará resolución alguna sobre la situación que enfrenta y acusó a Estados Unidos de propiciar una intervención para satisfacer sus intereses en materia energética.

Advirtió a Estados Unidos que el grupo de contacto que propone es inútil e innecesario y “la única forma que podría imponerlo será con sus marines, que tendrán en Venezuela una respuesta contundente si se atreven a dar ese paso en falso sobre nuestra región”.

Sin embargo, John Sullivan, subsecretario de Estado, de Estados Unidos, enfatizó que la OEA debe crear un grupo de contacto de gobierno que coadyuve en la solución de la crisis venezolana.

Tras expresar que hay alarma por el deterioro de las normas democráticas en Venezuela y la violencia que ha generado varias muertes, Sullivan señaló que la OEA “debe hacer lo correcto con la gente de Venezuela, no intervenir en Venezuela, sino dar ese paso que se ha propuesto, bajo el liderazgo del secretario de Relaciones Exteriores de México, y crear este grupo que pudiera ser facilitador para resolver este problema que todos sabemos existe en Venezuela”.

Si no se da ese paso hacia adelante, añadió Sullivan, se estaría comprometiendo la capacidad a futuro de avanzar como organización de manera colectiva.

“Si nos vamos de aquí sin haber logrado algún paso, el más pequeñito, la resolución más humilde que se haya propuesto, no de intervenir en los asuntos de Venezuela, sino de realmente autorizar este grupo de naciones, sin definir quiénes van a liderar ese grupo, sino crear ese grupo que ayude a facilitar la solución de una crisis que todos sabemos existe en Venezuela, es lo menos que podemos hacer para ser fieles a lo que dice nuestra carta (de la OEA)”, remarcó Sullivan.

Entre los países que se pronunciaron por restablecer la paz, el respeto a los derechos humanos y el ejercicio democrático en Venezuela fueron Canadá, Argentina, Perú, Chile, Costa Rica, Paraguay, Honduras, Panamá.

Finalmente, durante la reunión de Jefes de Delegación los cancilleres de Bolivia y Chile discutieron sobre el conflicto marítimo que mantienen desde hace décadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *