David Patiño el mesías que cambio a Pumas

Por Rodrigo Bautista

Como olvidar a David Patiño, y al que probablemente sería el gol más importante de su carrera, el segundo gol que pumas le anotaría al América jugando la final de ida de la temporada 90-91 en el estadio Azteca, los universitarios estaban en la lona, empezaron ganando 0-1 apenas a los 3 minutos de iniciado el partido con gol de Luis García, pero las cosas cambiarían drásticamente en un abrir y cerrar de ojos, las águilas anotarían 3 goles en los primeros cuarenta y cinco minutos, pumas parecía en la lona y lo más triste estaba siendo humillado por su acérrimo rival, Mejía Barón reordenó a su equipo y América fue contenido al ataque, hasta que llegaría ese gran disparo desde afuera del área que se fue a incrustar al ángulo superior izquierdo del marco defendido por Adrián Chávez, golazo y no era el tuca quien lo había anotado, era David Patiño, sin ese gol probablemente pumas se habría quedado sin el campeonato, ese gol marcó el rumbo de la final, ya que en la vuelta con la historia que todos conocemos gracias la tucazo pumas venció por 1-0 y el empate en el marcador global, pero gracias a que los goles de visitante valían el doble como primer criterio de desempate, pumas se coronaba campeón.

David Patiño fue un delantero habilidoso, encarado y veloz a la hora de buscar la portería rival, un delantero contundente que pocas veces dejaba ir ocasiones de gol, un delantero que jalaba marcas y abría huecos para que Luis García firmara los goles, sin duda alguna se complementaron a la perfección, el dúo dinámico era un peligro constante para las defensivas rivales, el número nueve sobre el dorsal, se convirtió en un referente del ataque de pumas a finales de los 80s y principios de los 90s, pero tras la conquista del título de la 90-91, vinieron ofrecimientos económicos importantes que pumas no pudo superar, retuvo a Patiño por dos años más, y para la temporada 93-94 David emigró a los rayados del Monterrey, donde tuvo buenos torneos, pero nunca igualó las actuaciones que tuvo al defender los colores azul y oro, terminaría su carrera en el Pachuca donde volvió a salir campeón de liga.

David Patiño Oviedo nació en México DF el 6 de septiembre de 1967, surgido de las fuerzas básicas del club universidad, debuta con los pumas en el torneo México 86, pero se consolida como titular indiscutible hasta la temporada 89-90, siendo su mejor temporada en lo individual la última campaña que estuvo en los pumas la 92-93 donde jugó de titular en 32 partidos y anotó 13 goles, al término de esta temporada se iría a los rayados del Monterrey, sus números totales con pumas indican que disputó 198 partidos ya fuera como titular o entrando de cambio y anotó 51 goles.

En Monterrey no tuvo logros tan importantes y sus números individuales así lo demuestran, jugó 119 partidos con los rayados ya fuera como titular o suplente, y marcó 26 goles, de la temporada 93-94 al verano 98.

El último equipo en la carrera de Patiño, sería el Pachuca, club con el que se terminaría retirando del balompié profesional, ahí jugó del invierno 98 al invierno 99, durante tres torneos cortos, David solo fue titular en 2 partidos y entró de relevo en 28 juegos, anotando únicamente 3 goles con los tuzos, se retiraría en el invierno 99, logrando el título de liga con la escuadra hidalguense.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *