Elecciones 2018 una nueva era en la política mexicana

CDMX a 15 de febrero, 2018.- *El gran perdedor de las elecciones del 2018 será el PRI; el gran ganador Morena. El PRI porque a pesar de haber recuperado la presidencia de México y ser el gobierno actual, la caída libre de su candidato presidencial es un hecho que difícilmente podrá remontar. **Morena, porque López Obrador, tras ser vilipendiado en las elecciones pasadas, ahora hasta los acérrimos adversarios, panistas y priistas, reconocen que el tabasqueño va arriba de todas las encuestas. Además, su movimiento de “regeneración nacional” se ha convertido en un imán para políticos de todos los partidos, al que se han sumado liderazgos del PRI, PAN, PRD, PT y PES. ***En la medianía se ubica el PAN, que ha tenido que hacer alianza con PRD y MC para despuntar; de otra manera, imposible.

            En estas alianzas electorales el reparto de posiciones para el ejercicio de un posible gobierno de coalición ha sido un requisito indispensable. Lo curioso es que pese a haber sido propuesta de un priista, la figura de un gobierno de coalición ha encontrado más resistencia en el PRI que en ningún otro partido.

En vista de lo cual, y la imposibilidad de cambio, el tricolor se encuentra en un punto crítico de su historia, que pudiera llevarlo a su desaparición en un futuro cercano. La Ciudad de México es una muestra de ello, donde el PRI perdió ya su poder político.

*Sin ideologías.- Por otro lado, queda claro que el tema de las ideologías de partido han sido mero discurso, pues en el pragmatismo de la política en México en este 2018 los “radicales” se han unido a los “moderados”; la “derecha” a la “izquierda”; los “conservadores” a los “liberales” y los “ateos” a los “católicos”.

*Inicia fractura de la bancada del PRI en San Lázaro. El diputado federal Otniel García de Durango, anunció el martes pasado su renuncia al PRI y su incorporación al partido Morena. Y este es el inicio de una anunciada desbandada de la bancada del PRI en la Cámara de Diputados. Ya que ante la imposibilidad de lograr candidaturas dentro del tricolor, al menos seis diputados federales podrían anunciar su salida en las próximas horas, tales como Sara Latife de Quintana Roo; Nancy Sánchez de Baja California; Bárbara Botello de Guanajuato; Fernando Moctezuma de Hidalgo y Víctor Manuel Silva de Michoacán.

Aunque la rebelión es mayor, se trata de un grupo de al menos 40 legisladores que se han confrontado al hoy coordinador de la bancada, Carlos Iriarte Mercado, quien tiene escasas posibilidades de apaciguarlos o retenerlos, pues no  está en sus manos garantizar candidaturas.

Ésa es concesión del presidente nacional del partido, Enrique Ochoa Reza, quien les ha dado atole con el dedo –según acusaron éstos– pues tras prometerles candidaturas, los ha dejado colgados de la brocha.

         Lo cierto es que dentro y fuera del PRI las críticas contra el despotismo de Ochoa Reza ha sido la constante; y así como el partido se equivocó en la selección de su candidato presidencial, erró al elegir al dirigente nacional. Se equivocó si pensamos que el objetivo era fortalecer al partido y garantizar su permanencia en los Pinos; si no, el partido hizo las mejores elecciones hacia su propia ruina.

*El Cisen y las redes sociales. Una vez más las redes sociales demostraron la eficacia que tienen en el juego de poderes. El gobierno de la república dejó de ser el poder omnipotente de hace apenas unos años, cuando  la comunicación se suscribía a su ámbito de control.

           En este nuevo contexto, la denuncia que hizo Ricardo Anaya, candidato presidencial de Al Frente por México contra el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) o servicio secreto mexicano, por la “vigilancia” no pedida que un agente realizaba sobre su persona, logró un alcance masivo gracias a la nueva tecnología que permitió grabar en video la evidencia y la resonancia que le dieron las redes sociales.

         Una nueva era de la comunicación y el acotamiento del poder gubernamental el de las redes sociales, de las que se puede decir, al igual que la libertad de expresión, que en la democracia son preferibles los excesos que la censura; esto, por lo que a las las ‘Fake News’ se refiere y los convenios entre el INE y Facebook para restringir el uso de esta red social en tiempos electorales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *