Estados Unidos acusa a Rusia de eliminar pruebas de ataque químico en Siria; el Kremlin lo niega

Mundo a 16 de abril 2018.-La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) comenzó hoy aquí una reunión sobre el ataque químico en Siria, mientras sus inspectores ya se encuentran en ese país para investigar el uso de armas químicas, pero hasta ahora no tiene acceso al lugar del hecho.

La reunión del consejo ejecutivo de la OPAQ, que cuenta con 41 miembros de los 192 afiliados, fue convocada tras el ataque con armas químicas del pasado 7 de abril en la ciudad siria de Douma, que dio lugar una semana después a bombardeos selectivos de Estados Unidos, Francia y Reino Unido en Siria.

Estados Unidos sugirió este lunes que Rusia podría haber ya eliminado las pruebas del uso de armas químicas en Douma, mientras Reino Unido acusó a Moscú de impedir que los inspectores de la organización realicen su investigación.

El enviado estadunidense ante la OPAQ, Kenneth Ward, cree que Rusia ya habría alterado el lugar en que ocurrió el ataque químico en Douma, el cual dejó al menos 70 muertos y unos 500 afectados.

“Entendemos que los rusos podrían haber visitado el lugar del ataque. Nos preocupa que puedan haberlo alterado con la intención de dañar los esfuerzos de la misión de la OPAQ para llevar a cabo una investigación efectiva”, dijo.

Rusia, a través de su canciller Serguei Lavrov, ha negado que haya alterado el lugar donde fue el presunto ataque químico, asimismo su embajada en La Haya aseguró que no interferirá en el trabajado de los inspectores de la OPAQ en Siria, además garantizará la seguridad de la misión.

La embajada británica en La Haya denunció poco antes que Siria y Rusia no han autorizado el acceso a Douma de los inspectores de la OPAQ que investigarán y determinarán si se usaron armas químicas en el ataque, si bien no se pronunciarán sobre quién fue el responsable del mismo.

El vicecanciller ruso, Serguei Riabkov, aseguró que la delegación de la OPAQ todavía no puede entrar a Douma debido a las consecuenicas del bombardeo del sábado de Estados Unidos, Francia y Reino Unido contra instalaciones militares sirias en represalia por el ataque químico.

“Rechazamos estas nuevas acusaciones. Se trata de nuevas invenciones de nuestros colegas británicos”, dijo a la prensa Riabkov.

Explicó que además los expertos de la OPAQ, que llegaron la semana pasada a Siria, no han recibido aún autorización del departamento de seguridad de las Naciones Unidas para salir con destino a Douma.

Estados Unidos, Francia y Reino Unido lanzaron la madrugada del sábado un masivo ataque con misiles contra tres instalaciones –dos al oeste de Homs y uno en la zona de Damasco- en represalia al uso de armas químicas en la ciudad de Douma, último suburbio rebelde en Ghouta Oriental, en las afueras de Damasco.

La fuerza tripartita lanzó al menos 103 misiles crucero desde aviones y buques en bases del mar Rojo, el Mediterráneo y Al Tanaf contra tres instalaciones relacionadas con un supuesto programa clandestino de armas químicas del régimen sirio, pero el sistema aéreo ruso instalado en Siria interceptó 71 cohetes.

Rusia niega manipulación. El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, negó hoy de manera tajante que Rusia haya sido manipulado el sitio en el que el gobierno sirio presuntamente llevó a cabo un ataque con armas químicas el pasado día 7.

“Puedo garantizar que Rusia no ha manipulado el sitio”, afirmó el canciller ruso en una entrevista con la cadena británica BBC, difundida este lunes, en momentos en que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), celebra una reunión de emergencia en La Haya sobre el presunto ataque químico en Siria.

Lavrov rechazó las acusaciones hechas este lunes por el enviado estadunidense en la OPAQ, Kenneth Ward, de que Rusia podría haber manipulado el sitio de un presunto ataque con armas químicas del 7 de abril pasado en la ciudad siria de Douma, que dejó unos 70 muertos y un millar de afectados.

El diplomático estadunidense sugirió este lunes antes del encuentro en La Haya que Rusia podría haber eliminado las pruebas del uso de armas químicas en Douma para afectar de manera intencional las investigaciones del organismo internacional.

“Entendemos que los rusos podrían haber visitado el lugar del ataque. Nos preocupa que puedan haberlo alterado con la intención de dañar los esfuerzos de la misión de la OPAQ para llevar a cabo una investigación efectiva”, dijo antes del inicio de la reunión en La Haya.

El canciller ruso negó nuevamente el uso de armas químicas en Douma y recordó que los informes que dos bombas llenas de productos químicos fueron arrojadas en pasado día 7 sobre la ciudad sira habían procedido de medios informativos.

“No puedo ser descortés con los jefes de otros Estados, pero citó a los líderes de Francia, Reino Unido y Estados Unidos y, francamente, todas las pruebas que citaron se basaron en los informes de los medios y redes sociales”, indicó.

En su entrevista a la BBC de Londres, el ministro de Asuntos Exteriores de la Federación Rusa reiteró que el ataque químico nunca ocurrió y subrayó que lo sucedido en Douma “fue lo escenificado”.

Sin embargo, fuentes médicas de organizaciones de ayuda humanitaria en Siria informaron que bridaron ayuda a muchas personas con síntomas similares a la exposición de productos químicos y que encontraron cuerpos con espuma en la boca y quemaduras en la piel y córnea.

Representantes del Centro de Reconciliación Rusa que visitaron el lugar del presunto ataque e interrogaron a los médicos locales, no pudieron confirmar que los médicos hayan recibido individuos con síntomas de intoxicación química.

Lavrov también cuestionó qué Estados Unidos y sus aliados, Reino Unido y Francia, hayan llevado a cabo ataques aéreos la madrugada del sábado en Siria, justo un día antes de que los inspectores internacionales de la OPAQ llegaran al sitio para investigar el supuesto ataque.

Uno de los tres sitios bombardeados el sábado fue el complejo Barzeh, el cual, según Estados Unidos, era un centro de desarrollo, producción y prueba de armas químicas y biológicas, aunque Siria lo niega.

El canciller ruso agregó que Rusia y Occidente enfrentaban una difícil situación, peor que durante la Guerra Fría, debido a la falta de canales de comunicación entre las partes y resaltó, citando fuentes militares rusa, que dos tercios de los más de 100 misiles disparados a Siria el sábado no habían logrado su objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *