La sonrisa de Meghan Markle en el altar

Londres 19 de mayo 2018.- El príncipe Harry y Meghan Markle se miraron a los ojos el sábado en el altar de la Capilla de San Jorge mientras una soprano entonó una pieza de Handel para celebrar su unión

El príncipe Harry y Meghan Markle se miraron a los ojos el sábado en el altar de la Capilla de San Jorge mientras una soprano entonó una pieza de Handel para celebrar su unión trasatlántica frente a cientos de invitados famosos y millones de espectadores alrededor del mundo.

La actriz estadounidense fue recibida con vítores y caminó un tramo hacia el altar acompañada por el príncipe Carlos, así como 10 pequeños pajecitos y damas de honor. Los niños incluyeron al príncipe Jorge, de 4 años, y la princesa Carlota, de 3, hijos del príncipe Guillermo y la duquesa de Cambridge.El elegante traje de novia de Markle, creado por la diseñadora británica Clare Waight Keller, tenía cuello bote y estaba hecho en seda. El velo le llegaba hasta la cintura por el frente y se extendía varios metros (pies) en una larga cola.
El príncipe Harry y Guillermo, el padrino, lucieron elegantes trajes militares oscuros, con guantes blancos y los uniformes de gala con levita del regimiento de caballería real Blues and Royals. Harry mantuvo intacta su barba pelirroja.

En el altar, Harry le dijo a Meghan: “Te ves increíble“.

Celebridades y deportistas que incluyeron a Oprah Winfrey, Idris Elba, Elton John, George y Amal Clooney, Serena Williams, James Corden y David y Victoria Beckham llegaron a Windsor para la ceremonia.

Previo a las festividades, la reina Isabel II honró a su nieto pelirrojo de 33 años con un nuevo título: el duque de Sussex. Eso significa que Markle se convertirá en la duquesa de Sussex cuando diga “Sí, lo tomo”.

La boda es un acontecimiento mundial, gracias a la posición de Harry como miembro senior de la realeza británica y la fama de Markle tras haber protagonizado la serie de TV estadounidense “Suits” durante siete años.

Los parientes en la ceremonia incluyeron a Charles Spencer, el hermano de la difunta madre de Enrique, la princesa Diana; y la prima del príncipe, Zara Tindall, con su esposo.

También estaban los familiares de Catalina, la esposa del príncipe Guillermo: sus padres Carole y Michael Middleton, su hermana Pippa Middleton y su hermano James Middleton.

La exnovia de Enrique Chelsy Davy también estuvo presente, al igual que Sarah Ferguson, la duquesa de York, ex esposa del príncipe Andrés, tío de Harry.

Afuera del castillo, miles de admiradores atestaban las calles de Windsor. Irene Bowdry, una abogada de California, abordó un tren temprano a la ciudad. Compró su pasaje a Inglaterra tan pronto se anunció la fecha de la boda.

“Una estadounidense en la familia real, ¿no es eso emocionante?”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *