Los jugosos efectos económicos de la boda Real

 18 de mayo 2018.-. -Todos los ojos curiosos del mundo estarán puestos este sábado en el Reino Unido, donde tendrá lugar el enlace entre el Príncipe Harry y Megan Markle.

Y es que, desde que anunciaran su compromiso hace unos meses y, con permiso del “brexit”, la boda entre el nieto predilecto de la Reina de Inglaterra y la actriz estadounidense ha acaparado sin cesar titulares en la prensa británica.

Pero más allá de las informaciones favoritas de los tabloides patrios, lo que verdaderamente importa a una gran mayoría de ciudadanos es el impacto económico que tendrá dicho acontecimiento para el Reino Unido, que en este primer trimestre del año ha protagonizado la expansión más débil de los últimos cinco.

Investigadores deBrand Finance, hablan de un efecto económico positivo de hasta en 1,430 millones de dólares de beneficio:

  • 270 millones de dólares procederán del turismo.
  • 150 millones podrían proceder de las fiestas en paralelo que se celebren con motivo del evento
  • 57 millones de la venta de camisetas, sombreros y otros objetos conmemorativos.
  • Y, finalmente, un impacto en cuanto a publicidad: la que mostrará al Reino Unido en todo el mundo, y que han cifrado en 170 millones.
  • La cantidad restante se deberá a los propios costos de la boda.

No obstante, varios se muestran escépticos. En EY ITEM Club, Howard Archer, economista jefe, declaraba:

Nos encontramos en un momento político actual muy incierto que presiona los salarios y perjudica a la economía -el PIB apenas creció un 0.1% en el primer trimestre del año-.

Aunque pueda empujar a la población a consumir más, no sería un comportamiento muy extendido en el tiempo. Por consiguiente, no modificaría los fundamentales económicos a los que tienen que hacer frente los hogares”.

¿Y los costes?

Mientras una boda suele costar de media en el Reino Unido unos 37,000 dólares, la que nos ocupa estos días podría situarse en los 2,700 millones de dólares, eso sin contar el despliegue en seguridad. Es la estimación que ha ofrecido Aimee Dunne, wedding planner de lujo, a CNBC.

Tenemos 91,000 dólares en comida y bebida, 17,000 dólares en flores, los 36,000 dólares que podría costar el vestido de novia.

La Casa Real ha afirmado también vía comunicado que asumirá los gastos del enlace que incluye la ceremonia, la decoración o la recepción posterior.

Sí hay una partida que correrá a cargo de los contribuyentes, la partida en seguridad. Bridebook aporta en este punto el dato que nos faltaba: garantizar que los novios y sus más de 4,000 invitados disfruten de los fastos en la más total tranquilidad supondrá unos 40,000 millones de dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *