-Napoleón y su lujosa vida. -AMLO vende caro el fuero -Inquisición, su Carta Magna

A ver, a ver… Se equivocaron quienes dudaron en la promesa de Andrès de Manuel Lòpez Obrador sobre su perdón a delincuentes, en caso de ganar la presidencia de la República.
El candidato del partido MORENA, de su propiedad, no esperò sentarse en la silla presidencial para “santificar” a presuntos malechores. Desde ahora su “dedito” decide perdonar a todo aquel que baje la vista al ombligo frente a él, sin importar su mala fama pública o cuentas pendientes con la ley.
Un día si y otro también nos sorprende el tabasqueño con declaraciones y decisiones que “rayan en la locura”, como el mismo se definió.
“Por justicia” y no por el fuero está el líder minero Napoleón Gómez Urrutia en las listas de los aspirantes plurinominales de Morena para el Senado, anuncio sin pudor el señor Lòpez.  
Desde luego, en este caso,  la “justicia” del tabasqueño la mide en dinero, dice el dirigente de Mineros, Carlos Pavón. Y presume que Napito pudo haber comprado el escaño en varios millones de dólares, recursos que le pertenecen a los trabajadores.
Napoleón Gòmez Urrutia, tras haberse dado a la fuga al ser denunciado por los trabajadores mineros por presunto desvío de 55 millones dólares, se auto exilio en Canadá, hace mas de una década, donde vive con su familia con grandes lujos.
El ex dirigente minero, sin embargo, se queja de sufrir carencias y falta de liquidez. 
Pero allá vive a cuerpo de rey. Entre otras cosas, posee un condominio con valor de 1.8 millones de dólares, en una zona residencial de Vancouver. La propiedad se localiza en la calle de Edge Crescent, en West Vancouver, cerca de Park Royal.
Según datos proporcionados por el sindicato minero, la propiedad construida en 2005, en una superficie de 670 metros cuadrados, consta de tres habitaciones, tres baños y medio, estancia familiar y espacio para oficina. También cuenta con c

 omodidades como aire acondicionado, pisos de madera y un gran clóset en la habitación principal. Asimismo tiene un garaje con espacio para dos vehículos y una bodega.

 

Carlos Pavón, señala que el dinero con que Napito adquirió el condominio, pertenece a los trabajadores. Hasta la fecha no se ha dado una explicación donde quedaron los 55 millones de dólares que eran del sindicato minero,  asegura. 

Pavón afirma que Gómez Urrutia nunca fue trabajador minero. Estudió economía en la UNAM y posgrados en las universidades de Oxford y Berlín. Los estatutos  del Sindicato Minero  indican que debía al menos tener cinco años como trabajador en minas, pero pasándose la ley por “el arco del triunfo” se quedo al frente del Sindicato, impuesto por su padre Napoleón Gómez Sada, cacique sindical durante cuatro décadas.
Los trabajadores mineros al escudriñar la actuación del prófugo de la justicia, han encontrado presuntos contubernios con mineras extranjeras, como el caso de la mina El Cubo, en Guanajuato, propiedad de Gammon Gold, y otras mineras canadienses que se han asentado en territorio nacional que no han tenido conflictos por supuestos arreglos en lo oscurito.
Y si, el secretario General del Sindicato Nacional Minero Metalúrgico, Carlos Pavón  remata: Es una mala señal no solo para los mineros, sino para México el ropaje de impunidad que pretende otorgarle Lòpez Obrador a Napito. Demuestra a los mexicanos còmo gobernara, si llega a Los Pinos; hará lo que quiera y perdonara a quien quiera”
APUNTES PARA SU AGENDA. POR CIERTO, juristas advierten que la nueva Constitución Moral que anuncia Lòpez Obrador seria un regreso a la Santa Inquisición, donde los herejes e infieles serían llevados  a la hoguera o a las mazmorras de tortura. En el texto se establecería lo bueno y lo malo, o sea cómo y qué pensar, creer, escribir, crear,  criar, etc. ¡Ay nanita! (unomasmega@gmail.com  cuartopoderg4.com)        
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *