Pide Nicolás Maduro a Trump a frenar las protestas opositoras en Venezuela

27 de junio 2017.-El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó hoy que la oposición política venezolana recibe órdenes del mandatario estadunidense Donald Trump, a quien pidió detener la violencia opositora en el país sudamericano.

En tanto, Maduro acusó a la oposición de llevar adelante un plan de “terrorismo criminal”, tras casi tres meses de manifestaciones contra el gobierno, que han dejado 76 muertos.

“Le digo al presidente Trump: detenga la locura de la derecha violenta venezolana y si algún día quiere hablar de paz, de relaciones de respeto, Nicolás Maduro, como presidente de la República Bolivariana de Venezuela, está listo para conversar con usted de paz y respeto”, dijo.

En un acto a favor de la Asamblea Constituyente que convocó para reformar la Carta Magna, Maduro afirmó que la oposición quiere instalar en el país con sus protestas el “terror y el miedo”.

Indicó que la oposición venezolana recibe órdenes de Estados Unidos y con sus manifestaciones ha querido llevar al país a una guerra civil para justificar una intervención extranjera.

“Llamo a la unión del pueblo ante la violencia fascista. La derecha está organizando bandas violentas, ellos trancaron el juego y han querido llevar al país a una guerra civil y así justificar una intervención extranjera”, aseveró.

Comentó que el líder legislativo y opositor Julio Borges, es el responsable de las bandas criminales que actúan en las protestas, las cuales son reprimidas por las fuerzas públicas y frecuentemente terminan en choques con la policía.

Sin embargo, alertó que si la oposición logra sumir el país en el “caos y la violencia” y si la revolución bolivariana fuera desplazada “nos iríamos al combate, con las armas”.

“Liberaríamos la patria con las armas (…) Se lo digo al mundo; los que toman decisiones en el mundo deben saber que el desastre del Mediterráneo (por migrantes desde África), el terrorismo y las guerras que hay en el mundo, la culpa la tienen quienes invadieron a Irak, Libia y Siria”, dijo.

“Deben saber quiénes quieren destruir a Venezuela que Venezuela no se va a rendir, que nosotros somos la más grande garantía de paz, de estabilidad económica, energética social y política de América del Sur, del Caribe y de América Central”, agregó.

Advirtió que si llegara a caer el gobierno bolivariano el capítulo de los migrantes en el Mediterráneo sería un “niño de pecho” con lo que ocurriría en el Caribe.

“Si llegaran a destruir a Venezuela estas fuerzas del odio y el fascismo, el mar Mediterráneo sería un niño de pecho a como se convertiría el Caribe, con millones de caribeños rumbo a Estados Unidos. Eso nadie ni nadie podría detenerlo”, advirtió el presidente venezolano.

“No quiero eso, pero tendrían que construir 20 muros en el mar Caribe, desde el Misisipi hasta la Florida y desde Florida a Nueva York”, aseveró.

Apuntó que la única opción de paz que tiene el país es la Constituyente, cuya elección de sus 545 miembros será el 30 de julio próximo.

“Vamos a dar la pelea en paz. Nosotros sí sabemos lo que queremos, nosotros somos la paz, la única opción de paz que tiene Venezuela y yo se lo digo al mundo y aspiro que el mundo escuche”, afirmó.

A su vez, la oposición política mantiene su rechazo a la Constituyente, que considera un mecanismo fraudulento y la convirtió en otro motivo para las protestas callejeras que comenzaron el 4 de abril pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *